Saltar al contenido

Tofu con sésamo


Pruebe una alternativa más sabrosa y rica en umami al tofu con esta sencilla receta de tofu con sésamo. A diferencia del auténtico tofu (que se elabora con leche de soja coagulada), este «tofu» se hace con una combinación de pasta de sésamo y harina de kuzu, a la que se añade dashi de algas kombu y sal para darle un sabor más intenso. Disfrute de este plato budista tradicional «shojin ryori» frío con un poco de salsa de soja, o añada cubos a la sopa de miso.

Sirve a 2 o 3 personas

Ingredientes

Р75 g de pasta de s̩samo
– 500 ml de konbu dashi
-75 g de harina de kuzu
– una cucharadita de sal
opcional: wasabi y salsa de soja para decorar

Cómo se prepara

  1. Desmenuza la harina de kuzu para que no queden grumos. Si tiene un robot de cocina o un suribachi puede utilizarlos para ahorrar un poco de tiempo.

  2. Ponga la harina de kuzu en un bol, añada el konbu dashi, la pasta de sésamo y la sal, y mezcle bien con un batidor hasta que desaparezcan todos los grumos.

  3. Vierta la mezcla en una sartén, removiendo continuamente. Sin dejar de remover, encender el fuego a bajo-medio. A medida que la mezcla comienza a calentarse, se irá haciendo cada vez más pegajosa. Tardará entre 10 y 15 minutos en espesar, y cuando se desprenda de la cuchara estará lista.

  4. Humedece tu molde y vierte la mezcla. Si no tienes nada adecuado a mano, siempre puedes utilizar un poco de film transparente atado con una goma elástica, pero asegúrate de que sea impermeable.

  5. Golpea el molde un par de veces para que salgan las burbujas de aire atrapadas y luego tápalo con un paño húmedo. Coloca el molde o el film transparente en un recipiente con agua fría para que se enfríe.

  6. Cuando la mezcla se haya enfriado a temperatura ambiente, métela en la nevera para que cuaje. Esto debería llevar unas 2 horas, y entonces tu tofu con sésamo estará listo para cortarlo y servirlo. Disfrútalo con un poco de wasabi o un chorrito de salsa de soja.

Consejos e información

РSi no puedes conseguir pasta de s̩samo nerigoma japonesa, puedes utilizar tahini o moler la tuya propia con un suribachi. Si decide hacerla usted mismo, tueste ligeramente el s̩samo en una sart̩n antes de molerlo. Tambi̩n hay que tener en cuenta que puede llevar un tiempo, por lo que es conveniente que los amigos, familiares y transe̼ntes desprevenidos tambi̩n te echen una mano.