Saltar al contenido

Tarta de Limón Matcha


Añada un interesante toque japonés a un favorito del té de la tarde con esta innovadora receta de tarta de limón con matcha. Partiendo de la apreciada combinación de té verde y limón, el pastel base de este postre se aromatiza con una generosa porción de matcha. A continuación, el pastel se cubre con rodajas de limón confitadas agridulces y jarabe de limón. En conjunto, se trata de un postre imprescindible para cualquiera que disfrute de los sabores de los cítricos y/o del té verde. Receta por cortesía de Great British Chefs.

Para 8 personas

Ingredientes

limones confitados y almíbar
80g de azúcar en polvo
1/2 limón, sólo el zumo
100ml de agua
1 limón, cortado en rodajas finas, sin semillas
pastel:
165g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
165g de azúcar glas
3 huevos grandes
165g de harina normal
3 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
1 1/2 cucharadas de matcha
1 pizca de sal
para servir:
azúcar glas, para espolvorear

Cómo se prepara

  1. Para el almíbar y los limones confitados, ponga el agua, el azúcar y el zumo de limón en un cazo pequeño y caliéntelo suavemente, removiendo hasta que el azúcar se disuelva. Llevar a fuego lento.
  2. Añadir las rodajas de limón a la cacerola y cocer a fuego lento, dándoles la vuelta de vez en cuando, durante unos 40 minutos, o hasta que las rodajas de limón se vuelvan translúcidas y se ablanden.
  3. Precalentar el horno a 170°C/marca de gas 3,5. Engrasar y forrar un molde de 8x21cm.
  4. Mientras los limones se cuecen a fuego lento, preparar la masa del pastel. Batir la mantequilla y el azúcar hasta que esté espesa y cremosa. Añadir los huevos, de uno en uno, mezclando bien entre cada adición.
  5. Tamizar la harina, la levadura en polvo, el matcha y la sal. Incorporar a la mezcla hasta que esté bien combinada.
  6. Vierta la mezcla del pastel en el molde preparado y hornee durante aproximadamente 45 minutos, o hasta que al insertar un pincho en el centro del pastel éste salga limpio.
  7. Una vez cocidas las rodajas de limón, retirarlas del almíbar y dejarlas enfriar sobre una hoja de papel de horno antiadherente. Mantener el almíbar en el molde.
  8. Cuando la tarta salga del horno, pincharla por todas partes con una brocheta. Calentar el almíbar en el molde y verterlo sobre la tarta, procurando que el almíbar se empape. Espolvorear la parte superior con azúcar glas.
  9. Colocar las rodajas de limón confitadas sobre la tarta y dejarla en el molde hasta que se enfríe por completo. Sacar del molde, cortar en rodajas y servir.

Consejos e información

– Si desea probar otras frutas además del limón, pruebe con cítricos de yuzu o naranja hassaku.