Saltar al contenido

Piruleta de cristal – aprende todo sobre esta tendencia

Una tendencia que viene invadiendo las fiestas infantiles son las piruletas de cristal. No son más que piruletas de azúcar transparentes que parecen de cristal, de ahí el nombre. Lo más genial de esta tendencia es que, al ser transparentes, puedes personalizarlos de diferentes maneras y el resultado es increíble, ¡solo usa tu imaginación!


Por si nunca has oído hablar de esta tendencia, o si quieres saber más para aprender a hacerlo, ¡sigue leyendo y te lo contamos todo!

Qué encontrarás en este contenido

>

¿Qué es la piruleta de cristal?

Son piruletas que tienen un aspecto transparente y fino, que deja la impresión de un cristal. Se pueden hacer con azúcar o con isomalta, que es un caramelo sin azúcar y por lo tanto no influye en el sabor, solo en la apariencia.

La piruleta de cristal es una auténtica fiebre, sobre todo en las fiestas infantiles, ya que hace felices a los peques. Pero hay adultos que también optan por este caramelo en su fiesta, ya que es posible personalizarlo añadiendo imágenes, dibujos y frases.

¿Cómo se fabrica la piruleta de cristal?

Hacer la piruleta de cristal puede no ser una tarea fácil, especialmente para aquellos que lo hacen por primera vez. Pero todo es cuestión de técnica y hacerlo hasta que le agarres el truco, ¡el entrenamiento lo es todo!

Puedes elegir la forma que te resulte más fácil. Si ya tienes experiencia trabajando con glucosa de maíz, puedes usar este método, si no, puedes optar por isomalta. Independientemente de cuál elijas, al final todas tienen el mismo efecto estético, la diferencia estará en el sabor de la piruleta según la técnica y los insumos.

Piruleta de cristal con azúcar y sirope de maíz

utensilios

  • Cacerola
  • Termometro digital
  • Cepillar
  • moldes de silicona o acetato
  • palo de piruleta
  • Confitería Dura

Ingredientes
1 taza de azúcar
1/3 taza de agua
1/2 taza de jarabe de maíz

Modo de preparo:
Combine todos los ingredientes en una cacerola y revuelva antes de llevar a ebullición.

Con un cepillo húmedo, limpia el azúcar de los lados de la sartén donde quedaron los cristales.

Llevar a ebullición alta, sin remover, y esperar a que hierva.

Cuando empiece a hervir, empieza a controlar la temperatura, cuando la temperatura alcance entre 117ºC y 120ºC, es el momento de comprobar el punto de tu almíbar. Si no tiene un termómetro, este punto se llama viñeta.

Con una cuchara retira un poco del almíbar y ponlo en un recipiente con agua fría. Espera un momento y tómalo con la mano.

El almíbar debe quedar duro y cristalizado.

Si es suave, repite la prueba hasta obtener un punto de caramelo duro.

¡El jarabe está listo!

¡Ahora transfiera a la forma aún caliente, ya que se endurece rápidamente, y decore usando su creatividad! Recordando que si vas a utilizar caramelos, tienen que ser duros.

Piruleta de Cristal con Isomalt

Para esta versión de la piruleta necesitarás una sartén, un tapete de silicona y un termómetro. Todos ellos son súper importantes para llegar al resultado final de una piruleta suave y transparente.

Ingredientes :
500 gramos de Isomalt
½ taza de agua.

Mezclar el Isomalt y el agua y llevar a ebullición para que se derrita. Cuando la mezcla sea homogénea, se debe realizar un choque térmico.

Un consejo es tener un bol más grande que la sartén que fue al fuego.

Ponga agua y cubitos de hielo.

Cuando retires la sartén con la isomalta derretida del fuego, colócala dentro del recipiente lleno de hielo durante unos minutos.

Revuelve bien la mezcla, pero mantenla siempre caliente para que no se endurezca demasiado pronto.

Puedes utilizar moldes, o verter la isomaltosa en forma de bolitas, encima de un tapete de silicona.

En unos 20 minutos las piruletas de cristal están listas.

Para personalizar las piruletas puedes añadir colorantes a la mezcla o incluso purpurina comestible. Eso depende de la elección y la creatividad de cada uno, recuerda que a pesar de ser una piruleta, es un producto artesanal lleno de técnica, ¡además de un diferencial para tu menú!

¡Espero que les haya gustado!