Saltar al contenido

CĂłmo hacer Crumble de manzana – Receta completa

La receta que se llama “apple crumble” y es un delicioso postre inglĂ©s elaborado con manzanas, harina, azĂșcar, canela y mantequilla. ÂżQuiĂ©n no tiene esto en casa? La manzana se puede sustituir por otra fruta, segĂșn el gusto de cada uno, es deliciosa y siempre va bien.

Qué encontrarås en este contenido

>

Receta Crumble De Manzana

Ingredientes

  • 5 o 6 manzanas
  • 3 cucharadas de azĂșcar moreno
  • 1 rama de canela
  • 150 gramos de harina
  • 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 o 3 cucharadas de azĂșcar blanca

MĂ©todo de preparaciĂłn del crumble de manzana
Comienza pelando las manzanas y dividiéndolas en rodajas.
Pon todos los trozos de manzana en un bol y añade unas cucharadas o tres de azĂșcar moreno y canela.
Luego cubra las manzanas con agua y llévelas a ebullición (media) hasta que hierva. Es bueno cuando las manzanas estån bien cocidas y blandas, pero sin desmoronarse.
Mientras estĂĄn hirviendo, se puede hacer la corteza de crumble. Para ello, mezcla en un bol la harina, la mantequilla y dos o tres cucharadas de azĂșcar blanca, segĂșn lo dulce que te guste.
Luego amasa con la mano hasta formar una especie de migas. Una vez que las manzanas hayan alcanzado el punto de cocciĂłn mencionado anteriormente, retira del fuego, escurre el agua y retira la rama de canela.
Coloque las manzanas cocidas en un molde y, cuando estĂ©n listas, cĂșbralas con la corteza que hizo.
Cocer en el horno (previamente precalentado) a 180Âș C hasta que la masa estĂ© dorada. Se tarda unos 15 minutos mĂĄs o menos
Lo ideal es servir caliente, acompañado de helado de vainilla o nata montada. El contraste de temperatura también es clave en esta receta.

MĂĄs informaciĂłn sobre Apple Crumble

Crumble es una receta dulce tradicional de Gran Bretaña que se puede degustar como postre o merienda y cuyo ingrediente principal es la fruta. La caracterĂ­stica de esta preparaciĂłn es que se cocina o gratina cubriendo la fruta con una mezcla de harina, mantequilla y azĂșcar, formando migas, combinando asĂ­ la textura suave de las frutas cocidas y la textura crujiente de la corteza que se forma sobre las frutas.

Cuenta la leyenda que esta receta fue concebida durante la Segunda Guerra Mundial a raĂ­z de la necesidad de proveer alimentos, la preparaciĂłn de las tortas tradicionales requerĂ­a mucho gasto en cuanto a harina y otros ingredientes, a diferencia del crumble (que significa desmenuzar), esa simple mezcla de frutas, harina, manteca o manteca y azĂșcar, se ha convertido en un postre rico y econĂłmico.

Tan rico que es muy comĂșn preparar platos muy variados. Los mĂĄs tradicionales son los elaborados con manzana, pero tambiĂ©n hay peras, ciruelas, moras, etc. Se suele buscar algo de fruta ĂĄcida, e incluso se elaboran crumbles con ingredientes salados para servir como entrada.
El crujiente topping del crumble tambiĂ©n ha evolucionado, hoy en dĂ­a es muy comĂșn hacerlo con galleta fundida, harina mezclada con cereales o frutos secos, especias aromĂĄticas como la canela o la vainilla, cada una de estas variantes ofrece caracterĂ­sticas especiales y mĂĄs matices para el paladar. .
El crumble en su versiĂłn dulce, que es la mĂĄs comĂșn, suele ir acompañado de algo fresco, ya que la degustaciĂłn es caliente, al poco tiempo de sacarlo del horno.