Saltar al contenido

Korokke japonés


Crujientes por fuera y suaves y suculentas por dentro, estas korokke japonesas hay que probarlas para creerlas. Adaptado de las croquetas francesas, el korokke es una mezcla de carne, patata y verduras que se ha moldeado en pequeñas hamburguesas redondas, cubiertas de pan rallado y fritas hasta que están doradas y crujientes. Se pueden degustar con arroz y ensalada como comida principal, o como plato principal en un almuerzo bento.

Sirve para 1 persona

Ingredientes

– pan rallado
– patata
– carne picada de ternera o cerdo
– cebolla
– harina
– huevo
– salsa tonkatsu
– salsa worcestershire japonesa
– salsa chuno
– mayonesa kewpie
– calabaza
Рat̼n en conserva (opcional)

Cómo se prepara

  1. La primera parte de esta receta es la preparación de la hamburguesa principal. Empezaremos por cocer en agua hirviendo unas patatas cortadas en trozos grandes hasta que estén cocidas. Apártalas y tritúralas hasta que queden bien hechas.

  2. En una sartén aparte (puedes hacerlo mientras hierves las patatas), saltea una cebolla entera picada y luego añade tu carne picada de ternera o cerdo hasta que ambas estén cocidas.

  3. Añade la carne y la cebolla a tu puré de patatas y mézclalo todo en un bol grande. Es una buena idea intentar eliminar parte del aceite de la carne antes de mezclarla con la patata para evitar que el korokke quede grasiento.

  4. Salpimentar la mezcla y hacer hamburguesas redondas de unos 10 cm de ancho y 2-3 cm de alto.

  5. Llene tres cuencos distintos con una generosa cantidad de harina, huevos batidos y pan rallado japonés panko. Sumerja cada una de las hamburguesas de korokke primero en la harina, luego en los huevos batidos y finalmente en el panko. Asegúrese de que cada korokke esté bien empanado para que quede bien crujiente cuando lo cocine.

  6. Una vez que hayas preparado todos los korokke que necesites, calienta aceite en una sartén y fríe los korokke hasta que estén dorados y crujientes.

  7. Sírvelos con un buen chorro de salsa o mayonesa (o ambas cosas) y añade unas rodajas de col para una forma auténtica de servir este gran plato. Se pueden utilizar muchos tipos de salsa japonesa para el korokke, pero las variedades más comunes son la salsa tonkatsu, la salsa worcester japonesa y la salsa chuno (todas tienen un sabor muy similar, por lo que son intercambiables entre sí).

Consejos e información

– ¿Prefiere una opción vegetariana? Si es así, por supuesto, puede eliminar la carne y hacerla sólo con patatas. También se puede utilizar la calabaza japonesa llamada kabocha para hacer un delicioso korokke vegetariano ligeramente dulce que es muy popular en Japón.

– ¿No te gusta la carne de vacuno, de cerdo o la calabaza? No hay problema, pruebe a utilizar atún en lata mezclado con patata para obtener un korokke a base de pescado.

– ¿Ya has comido patatas hoy? Todavía hay una opción para ti… El korokke de arroz se hace mezclando el arroz con un poco de ketchup antes de sumergirlo en la harina, el huevo y el panko y luego freírlo.