Saltar al contenido

Chupitos de Salmón y Crème Fraîche con Pepino Encurtido


Los entrantes a base de salmón no tienen mucha más clase que esto. Impresionante tanto por su aspecto como por su sabor, esta receta combina la riqueza del salmón y la crème fraîche con el agudo sabor de los pepinos encurtidos japoneses (o aokyuuri). Un refrescante y visualmente llamativo puré de berros completa el conjunto. Receta por cortesía de Great British Chefs.

Para 12 personas

Ingredientes

300g de filete de salmón
150g de crème fraîche
150g de berros picados
2 limones, 1 en zumo, 1 en rodajas
50g de pepino encurtido japonés (aokyuuri)
1 manojo de eneldo picado
aceite de oliva
una pizca de pimienta negra y sal

Cómo se prepara

  1. Precaliente el horno a 180°C/marca de gas 4.
  2. Para empezar, coge los filetes de salmón y colócalos en un papel de aluminio de unos 25 cm de lado. Rocíe con un poco de aceite de oliva y sazone con sal y pimienta y coloque unas rodajas de limón por encima.
  3. Envuelva el pescado con el papel de aluminio para crear una bolsa sellada en los bordes e introdúzcalo en el horno durante 12-15 minutos, o hasta que el salmón esté bien cocido.
  4. Sacar el salmón y dejarlo enfriar, luego desmenuzarlo en un bol con un tenedor. Mezclar 100g de la crème fraîche y añadir el eneldo. Pique la mitad del pepino encurtido y añádalo al bol, junto con un chorrito de zumo de limón y sal y pimienta al gusto. Tapar y refrigerar durante 1 hora.
  5. Para el puré de berros, llevar a ebullición un cazo con agua salada y añadir los berros. Tapar y llevar a ebullición de nuevo (esto debería llevar aproximadamente 1 minuto como máximo), luego escurrir y sumergir las hojas en un bol con agua helada.
  6. Vuelva a escurrir los berros, reservando sólo un par de cucharadas de agua, y póngalos en la batidora hasta obtener un puré. Utilizar el agua sobrante para diluir el puré si es necesario y sazonar con sal y pimienta.
  7. Para servir, repartir el salmón en vasos y cubrirlo con una capa del puré de berros. Terminar poniendo un poco de la crema fresca restante en el centro y añadir media rodaja de pepino encurtido a cada vaso.