Saltar al contenido

Calentador de invierno de tofu y salmón gratinado


Dale un toque japonés a un plato abundante y que llena mucho con esta receta de gratinado de tofu y salmón. Añadir ingredientes japoneses como el tofu, el caldo dashi y la pasta de miso aporta más beneficios nutricionales y da un sabor más intenso al gratinado habitual. Sirve esta deliciosa cena a tus amigos y familiares, y seguro que se convertirá en un habitual de tu menú.

Para 2 personas

Ingredientes

– 150 g de tofu firme
– 100 g de espinacas frescas
– 300 g de filete de salmón
– 1/2 puerro
– 2 cucharadas de harina
– 1 cucharada de mantequilla
– 1 cucharada de aceite vegetal
– 1/2 cucharadita de pasta de miso
– 150 ml de leche
– 1/2 cucharadita de gránulos de caldo de bonito
– una pizca de sal & pimienta
– 100g de cheddar maduro
– 25g de pan rallado
– 1 cucharada de parmesano (opcional)

Cómo se prepara

  1. Comience por envolver el bloque de tofu en papel de cocina. Una vez hecho, caliéntelo en el microondas durante aproximadamente 1 minuto y medio para eliminar el exceso de agua. Dejar enfriar y transferir el tofu a un nuevo bol, antes de triturarlo a mano o con un tenedor.

  2. Ahora hierve las espinacas durante unos minutos y enjuágalas con agua fría, antes de cortarlas en trozos de unos 3 a 4 cm de largo.

  3. Retira las espinas del salmón y córtalo en trozos antes de sazonarlo con un poco de sal y pimienta. A continuación, corte el puerro en diagonal.

  4. Combine el salmón, las espinacas y el puerro en un bol, y añada la harina antes de mezclar, para que todo quede uniformemente cubierto. Antes de pasar al siguiente paso, precaliente el horno a 190°C.

  5. Coge tu sartén, añade la mantequilla y el aceite vegetal y elige un fuego medio. Una vez que la mantequilla se haya derretido, añada la mezcla de verduras y remueva regularmente, mezclando con una cuchara de madera.

  6. Una vez cocido el salmón, añade a la sartén el tofu triturado, la leche y los gránulos de caldo de bonito y el miso. Una vez que el líquido se haya espesado, dejar que la mezcla se cocine a fuego lento de 3 a 5 minutos sin dejar de remover.

  7. Añadir la mezcla a una fuente rectangular mediana, o a dos pequeñas fuentes de horno y cubrir con el queso y el pan rallado. Añada el parmesano y unos cuantos trozos más de mantequilla, si lo desea, y métalo en el horno de 20 a 30 minutos.

Consejos e información

– En la cocina japonesa y asiática en general es habitual cortar algunas verduras en diagonal o al bies. La razón de ello no es sólo una cuestión de apariencia; cortar las fibras de las verduras en diagonal hace que se vuelvan más tiernas al cocinarlas.
РPuedes a̱adir a esta receta cualquier verdura que te guste, incluido el satoimo o incluso unas rodajas de calabaza japonesa.